TU HERBOLARIO ON-LINE

DE CONFIANZA

¿ES TU PRIMERA COMPRA?

Pincha aquí para conseguir un 10% de descuento.

Obsidiana. Una guía para la verdad.

Hablaremos hoy de la Obsidiana, una piedra que se encuentra en yacimientos típicos de lugares que han experimentado erupciones riolíticas en zonas como México, Argentina, Perú, Estados Unidos, Australia, Chile, Guatemala, Islandia, Grecia, Kenia, Italia, Turquía, Japón y Hungría.

La obsidiana, también conocida como vidrio volcánico o copo de nieve es un tipo de roca ígneo que pertenece al grupo de los silicatos, se la suele clasificar como un mineraloide debido a su composición química de silicatos de aluminio y un gran porcentaje (superior al 60%) de óxidos silícicos.

Por tanto, en composición química, podemos decir que es muy parecida o casi igual al granito y la rolita, pero al no tener una estructura química bien definida no podemos conservar la obsidiana como un mineral.

GRANITO

RIOLITA

La Obsidiana suele tener un color oscuro o negro que puede verse modificado, según la composición de las impurezas, de un verde muy oscuro a uno muy claro, a un tono rojizo y estará veteada en color blanco, negro, y/o rojo. Cuando el contenido en hierro y magnesio es muy alto pueden volverse de un tono marrón oscuro. Curiosamente su color puede verse modificado también según la forma de realizarle un corte; de forma paralela su color será negro, si el corte es perpendicular adquirirá un tono grisáceo.

Fue un mineraloide muy apreciado y valorado en las culturas de la edad de piedra ya que podría ser fracturada para producir laminas cortantes o puntas de flecha y de lanza, incluso llegaron a pulirla para usarla como espejos. La primera evidencia de utilización de obsidiana fue descubierta en Kariandusi y otros sitio de la zona de Kenia, en la época Acheliense (Hace aproximadamente 1,5 millones de años). 

Actualmente se utiliza sobre todo como ornamentación y para elaborar joyas, pero también se ha utilizado como material para la elaboración de cuchillas de uso quirúrgico, ya que las hojas de obsidiana bien elaboradas tienen un filo mucho mas nítido y un espesor de 3 nanómetros, lo que permite realizar cortes e incisiones mucho mas precisos y menos lesivos que con el material quirúrgico habitual.

Hablando en un plano mas esotérico o espiritual, estamos ante un tipo de roca ígnea que nos impulsa a crecer, dándonos apoyo, pero que ha de ser manejada con sumo cuidado y, a ser posible, bajo la tutela de de un terapeuta o profesional cualificado.

La obsidiana, una piedra con la capacidad para proveer una profunda curación del alma, una piedra muy protectora que forma un escudo contra las negatividades, absorbiendo las malas energías del entorno. Es capaz de vitalizar el alma y eliminar los bloqueos energéticos, animando así a la exploración de lo desconocido. También es capaz de ayudar en la búsqueda del yo interior y sus vibraciones pueden resonar dentro del chakra del tercer ojo, y de manera muy fuerte.

Entre todas sus propiedades mágicas podemos afirmar y destacar que se trata de una piedra energética que te ayuda a conectar cuerpo, mente y espíritu, dándote fuerza para vencer tus miedos y fobias. Te ayuda a lidiar con situaciones y personas incomodas con fuerza y coraje y aleja las energías negativas. Es capaz de actuar como un ” espejo ” que refleja los propios fallos y ayuda a corregirlos, por tanto, la piedra de Obsidiana resulta ser un limpiador personal del aura muy eficaz y potente.

Al igual que ocurre con el resto de piedras con las que vayamos a realizar una terapia de este tipo, es importante recordar que, hay que limpiar nuestra piedra de obsidiana cuando la adquiramos y con cierta regularidad para mantenerla siempre limpia de energías negativas y cargada de energía positiva. Podemos seguir distintos procedimientos a la hora de realizar una limpieza y recarga de nuestras piedras:

  • Podemos lavarla con agua corriente, tibia y hacerlo por la mañana o al finalizar la tarde, así evitaremos que se acumule negatividad en ella.
  • También podemos elegir a la hora de limpiar y recargar nuestra piedra de obsidiana (o cualquier otra) es dejar la piedra expuesta a la luz de la luna o bien enterrándola bajo tierra por unos días y de esta forma revitalizar nuestro cristal con la energía de la madre Tierra.

Para saber cuando tenemos que limpiar nuestra piedra podremos guiarnos por su brillo y la sensación que nos produce al estar en contacto con ella. A veces veremos que esta mas oscura, otras veces veremos que capta la luz de una forma diferente, menos intensa y otras incluso, podremos notar que su peso varía ligeramente. Todas estas son señales que podremos apreciar de forma sutil y a las que deberemos prestar atención para saber cuando cuidar y limpiar nuestra obsidiana.

Existen distintos tipos de piedras de Obsidiana, que presentan variaciones en los colores y presentan por ende algunas variaciones en sus propiedades:

  • Obsidiana Negra: Se trata de una piedra muy poderosa y muy creativa, con su uso podemos aumentar el autocontrol y afrontar nuestro propio yo. Tiene un gran poder de protección, repele la negatividad y dispersa los pensamientos poco amorosos.

Para la sanación con obsidiana negra podemos colocarla sobre el ombligo, así asentaremos la energía espiritual en el cuerpo, si lo colocamos sobre el tercer ojo deshace las barreras mentales.

  • Obsidiana Dorada: Suele utilizarse como una ”Bola de Cristal”. Elimina cualquier sensación de futilidad o conflicto del ego y equilibra los campos de energía. 
  • Obsidiana Caoba: Tiene una energía mas delicada que la negra. Da fortaleza y vitalidad y ayuda a a eliminar bloqueos energéticos.
  • Obsidiana Arcoíris: Esta obsidiana es muy delicada pero muy protectora. Absorbe la energía negativa del aura y elimina el estrés corporal.
  • Obsidiana Nevada: Se dice que favorece el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Es conocida por su fuerza y propiedades curativas, representa el espejo al que se refleja la totalidad del ser con su sombra y con su luz.
  • Obsidiana Verde: La obsidiana  de color verde te ayudara a atraer la prosperidad, la salud y la curación. También es de gran ayuda en rituales de limpieza. A esta obsidiana se la conoce también como la piedra de Gaia.
  • Obsidiana Lagrima de Apache: Se dice que esta variedad actúa de forma mas ”suave” que las demás fomentando el enraizamiento y ayudando a aliviar la tensión y la tristeza. 

También muestra los aspectos limitantes y ensombrecidos de uno mismo.

Estamos frente a una maravillosa piedra, muy poderosa, que nos ayudará a despertar nuestro yo interior y ser conscientes de todas las cosas que hemos pasado por alto durante nuestra vida. 

La sensación de fuerza y coraje, que provee la obsidiana ha sido uno de los motivos que han llevado a atesorarla durante la historia de la humanidad. 

Nos ayuda a ganar confianza y claridad mental haciendo que nos veamos de la forma mas sincera y honesta posible y ayudando a analizar tu corazón y mente de forma profunda.

Durante la meditación, nos aporta equilibrio y ayuda a centrarnos,  ayuda a anclarse a la tierra para que nada pueda sacudirte durante tu visión espiritual. Dara la fuerza, el valor y la capacidad de asumir cualquier desafío con integridad y honestidad a la vez que formará, a tu alrededor, un escudo protector para que no tengas que preocuparte por los riesgos y peligros del mundo. También te ayudará a la comprensión de que, aunque haya oscuridad y desesperanza en tu vida durante este momento, también hay luz y esperanza esperando por ser descubiertas y liberadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
preloader